Home
Entradas CajaGranada
Venta de entradas Agenda de actividades mensual de Obra Social CajaGRANADA InforMA. Boletín semanal de actividades de Obra Social CajaGRANADA
Labor social Actividades literarias Medio ambiente
Blog de Obra Social CajaGRANADA Facebook Twitter Canal de Youtube Flickr
blog centro cultural
Volver al listado | Estás viendo el detalle de una entrada PUBLICADA
15.marzo.2017

Un thriller mediterráneo

Guía de visionado de A pleno sol (Plein soleil, René Clément, 1960)

Se acabó la oscuridad. La luz del Mediterráneo entra por las rendijas de esta programación de AulaCine dedicada a una “Francia inspiradora”. El crimen, aunque sigue estando presente, deja paso a la picaresca de los truhanes que protagonizan “A pleno sol” (Alain Delon) y “Al final de la escapada” (Jean-Paul Belmondo). Es el momento de disfrutar con el trabajo de dos directores de prestigio, como son René Clément y Jean-Luc Godard, antes de la última sesión del ciclo, dedicada a una película muy especial de Eric Rohmer, el próximo 4 de abril. En este caso, CAJAGRANADA Fundación, Granada Noir y la Alianza Francesa de Granada proponen una historia de engaño y profundidad psicológica. “A pleno sol” (1960) es un ejercicio bastante logrado de diseño, paso a paso, de un crimen perfecto. Guías de visionado elaboradas en colaboración con la Escuela Superior de Comunicación y Marketing de Granada.

 

Proyección: Martes, 21 de marzo de 2017, Teatro CAJAGRANADA, 19 horas.

Versión Original Subtitulada. Entrada gratuita hasta límite de aforo.

 

A pleno sol

Título original: Plein soleil

Director, año: René Clément, 1960

Duración: 115 min

País: Francia

Guion: Paul Gégauff (Novela: Patricia Highsmith)

Fotografía: Henri Decae

Música: Nino Rota

Reparto: Alain Delon, Maurice Bonet, Marie Laforêt, Billy Kearns, Elvire Popesco, Erno Crisa, Ave Ninchi, Frank Latimore, Nerio Bernardi, Lily Romanelli, Romy Schneider.

Fuente de los datos: Filmaffinity

 

Autor de la guía de visionado: Rafael Marfil Carmona

 

Si alguien, en un ataque de cinefilia y mitomanía, quiere ubicar dos galanes de ojos azules cruzando el Mediterráneo a comienzos de los años 60, ésta es su película. Los colores del Mediterráneo no son resultado del etalonaje con ningún software digital, que no existía en ese momento. Alain Delon y Maurice Bonet protagonizan, junto a la actriz debutante Marie Laforêt y la aparición puntual de Romy Schneider, una historia que habla tanto de la belleza de la amistad como de su cara más amarga. La vida y la muerte, por sintetizar de forma un tanto simplista, la luz y oscuridad que todos/as llevamos dentro.

 

René Clément es un grande del cine francés al que la historia no ha hecho justicia (todos somos más de Godard, aunque no son adscripciones excluyentes). Seguramente, “A pleno sol” es su mejor película, aunque ya había ganado el Óscar con “Juegos prohibidos” en 1952. La historia le debe casi todo a la base de la novela de la estadounidense de Patricia Highsmith y al trabajo fino del polifacético Paul Gégauff, guionista habitual de Claude Chabrol.

 

División de tareas

En este sentido, para comprender bien el cine, esta obra es un buen ejemplo de división especializada del trabajo: el guionista adapta la novela y el director dirige. El cine, muchas veces, es así de taylorista. El resultado final agradece esa especialización, como también es siempre un valor el trabajo dedicado a la luz y a la composición del director de fotografía Henri Dacaë. Esta película nos hace pensar si la tendencia a la multitarea no será, sobre todo, resultado de la actual escasez de medios y financiación. En esta ocasión, es satisfactorio comprobar que, cada uno, hace su trabajo perfectamente.

 

Música mediterránea

De igual forma que las imágenes, la música también describe muy bien una idea de una Francia inspiradora y mediterránea, un tanto desdibujada por la globalización, pero absolutamente vigente en el imaginario de la época, aunque la escena costera que representa esta película podría ser cualquier pueblo de Italia o España en los años 60. De hecho, parte del metraje se filmó en la isla italiana de Ischia. El paisaje sonoro se debe al maestro italiano Nino Rota, cuyo estilo inconfundible inmortalizaba cada película en la que trabajó (La dolce vita, Amarcord, El gatopardo, El Padrino, por mencionar algunas melodías inolvidables). La partitura es también la banda sonora de la época, perfectamente interpretada por la orquesta de Jacques Metehen, con momentos brillantes protagonizados por el sonido del clarinete.

 

La fuerza de la historia

La novela “El talento de Mr. Ripley” era un ejemplo de la capacidad de Patricia Highsmith para crear universos, susceptibles de una línea de continuidad en la denominada “serie Ripley”. De hecho, la autora de “Extraños en un tren”, versionada por Alfred Hitchcock (1951), generó otras novelas llevadas al cine, como “El juego de Ripley”, versionada por Win Wenders en “El amigo americano” (1977) o por Liliana Cavani en la película del mismo nombre que el original literario (2002), además de títulos como “El talento de Mr. Ripley” (Anthony Minghella, 1999) o “Mr. Ripley, el regreso” (R. Spottiswoode, 2005). Bien podría generar un ciclo propio la sucesión de remakes sobre la base de esta serie de novelas de la escritora de Texas.

 

En esta proyección podemos disfrutar de un encaje perfecto de acciones, en lo que siempre se ha conocido como la trama, además de la profundidad de los valores que se tratan, que van desde a lealtad o su ausencia, hasta la actitud vital, la idea del viaje o la sugerencia de triángulo amosroso en el trío protagonista. Un verdadero trhiller que nos inquieta y nos hace dudar de todo en la sala, jugando con el perfil de ladrón de guante blanco que se puede transformar en un oscuro criminal, pero que hace alguna declaración de principios, sentando las bases de su tramposa “dolce vita”: “Para qué sirve tener dinero si puedes gastarte el de los demás”. Finalmente, cada uno de los elementos descritos nos lleva a una reflexión sobre el alma humana, sobre el sentido de la lealtad y la fuerza de nuestra ambición, sobre nuestros anhelos más ocultos y siniestros. La envidia, que es muy mala.

 

Ver y pensar


Tres dimensiones que apreciar para disfrutar de esta película:

 

1. Ambiente mediterráneo. Confluyen los elementos de la historia, la escena, los personajes, la luz y la música. No hay que perder de vista que era una Europa de bienestar visitada en yate por un estadounidense adinerado. Interesante momento para revisar estos tópicos.

 

2. Dirección de fotografía. No solo la iluminación, sino las tomas dentro del barco en movimiento, la iluminación en contraluz en el momento del crimen, sobre la mar, que es un símbolo recurrente, como hemos comentado en otras reseñas de este ciclo (Ver Accidente sin huella (Que la bête meure, Claude Chabrol, 1968).  Cada primerísimo primer plano cobra sentido y genera cierto contraste de opresión frente a la amplitud del mar.

 

3. Sucesión de acciones. El desarrollo de la trama es un encaje perfecto, que evoluciona hacia una situación final que, por cierto, nunca vemos: queda en fuera de campo. En su carga de significado, el valor de la amistad y la oscuridad de la traición.

  • Alain Delon en “A pleno sol” (René Clément, 1960). Fuente: http://otro-cine.blogspot.com.es/2009_02_01_archive.html
    Alain Delon en “A pleno sol” (René Clément, 1960). Fuente: http://otro-cine.blogspot.com.es/2009_02_01_archive.html
  • 1.	Cartel de la película “A pleno sol” (René Clément, 1960). Fuente: Filmaffinity.
    1. Cartel de la película “A pleno sol” (René Clément, 1960). Fuente: Filmaffinity.
  • 2.	Cartel de la película “A pleno sol” (René Clément, 1960). Fuente: http://bit.ly/2iokODp
    2. Cartel de la película “A pleno sol” (René Clément, 1960). Fuente: http://bit.ly/2iokODp
  • 4.	Imagen de la película Cartel de la película “A pleno sol” (René Clément, 1960). Fuente: http://www.cinegayonline.org/p/pleno-sol.html http://bit.ly/2jJ70jh
    4. Imagen de la película Cartel de la película “A pleno sol” (René Clément, 1960). Fuente: http://www.cinegayonline.org/p/pleno-sol.html http://bit.ly/2jJ70jh
  • Imagen de la película Cartel de la película “A pleno sol” (René Clément, 1960). Fuente: http://bit.ly/2iTLS9Q
    Imagen de la película Cartel de la película “A pleno sol” (René Clément, 1960). Fuente: http://bit.ly/2iTLS9Q
  • Tráiler de la película
    Tráiler de la película
Categorías: cine, literatura
Centro Cultural CajaGRANADA Memoria de Andalucía | 958 222 257 | centrocultural@caja-granada.es